10 años de La Grieta

LA GRIETA Y YO

 Cuando aterricé en San Martín de los Andes prioricé involucrarme en la actividades culturales. Me asocié a la Biblioteca 9 de Julio y leí cuanto volante, folleto, publicación y papelito suelto caían en mis manos. Así llegué a La grieta. No acordaba con algunos artículos, me molestaban descuidos de ortografía y diseño, pero había temas que otros medios no abordaban, enfoques valientes y una espontaneidad que desbordaba frescura en todas las páginas. Decidí escribir allí. Con hacerme cargo de mis notas no necesitaba estar de acuerdo con todo el contenido, porque raramente ocurre ese fenómeno en un medio.

Gracias a un vecino me vinculé con Alberto Dos Santos y llegué al tándem Tórtora-Bardelli. Les propuse generar una página histórica titulada “Buena memoria” y aceptaron.

Rápidamente empecé a participar en presentaciones de libros, de escritores, en las escuelas, recitales… Todo se hacía a pulmón y con una alegría infinita.

Cuando comenzó a publicarse el dossier dedicado a un tema puntual en el que todos reflexionábamos desde cada individualidad, resultó una experiencia singular. Y divertida. Wille a partir de su lugar de médico-trashumante y Germán desde el propio; la Rendón portando un petardo en una mano y un poema en la otra; Marisa desde la mirada de prolija docente, cada cual transitaba lo suyo.

Cristina Venturini siempre anduvo exaltando la palabra, el Rafa con sus fértiles ocurrencias y Natacha empezando a desplegar alas de periodista; Daniel con su infaltable genio combativo y Bardelli con la habilidad de sacarle punta hasta los temas peliagudos; Gobbo abundando cinefilia y Druck alternando observaciones y humor sagaz. Dorita participó como leona emplumada y Viviana intercalaba recetas y avisos a patacón por cuadra.

Compartíamos las mesas generosas del hotel Chapelco Ski donde teníamos la redacción virtual. Allí empezaron los festejos.

Un día decidimos reunirnos a celebrar no recuerdo qué. Pero allá fuimos en familia a compartir la mesa en el jardín de Viviana Rossi. Siguió un locro en lo de Bardelli con 40 cm de nieve; tallarines y baile en lo de Germán; pizza en horno de barro en casa de Urretabizcaya; el cumpleaños de Dora con asado y cuentos picantes… Cualquier tema era oportuno para organizar un brindis. Así fuimos estrechando vínculos.

De aquellos encuentros hay dos inolvidables: la fiesta cumpleañera de disfraces (Alberto-sacerdote; Daniel-beduino; Marisa-Morticia Adams; Rendón-combatiente zapatista; Dorita-actriz-mimo; Bardelli-tamborilero, Cristina-viejo, Ana-abeja).

Otra fue la despedida de Paulita Gingins cuando decidió mudarse. Fue en lo de Wille, con chivito y partido de básquet como postre. A Paula le hicimos a mano una edición de La grieta y cada uno escribió un deseo para ella. Se emocionó y nos contagió.

Más tarde soplaron otros vientos y nos dispersamos. Cada uno fue siguiendo su rumbo.

Después la revista reapareció apuntando casi en exclusividad a la edición de libros y a la cultura. Y ahora se edita formato digital.

En lo personal debo a La grieta el haber contribuido para que me conocieran en este pueblo. Muchas veces al tener que dar mi nombre por algún trámite o pidiendo un turno me han dicho “Ah! ¿vos sos la que escribe en La grieta?” Después de ocho años ocurre igual.

También coseché excelentes momentos y amistades que me siguen acompañando.

Ana María de Mena

FOTO: 2006: Cristina Venturini, Daniel Tórtora, Marisa Godoy, Paula Gingins, Marcelo Bardelli, Rafael Urretabizcaya, Dora Arias, Luis Vicuña (habitualmente poniendo el hombro en los encuentros culturales) y asomando, Wille Arrúe. Abajo Natacha Donadío, Ana María de Mena y Germán Sarmiento. ¡Cuántos buenos recuerdos trae esta foto!

…………………………………………………………………………………………………………….

La fiesta inolvidable

La grieta nació en la calle, en los días difíciles del 2001 – 2002, cuando parecía que se venía un cambio de paradigma en el país.

Para entonces, en San Martín de los Andes, muchos vecinos/as y organizaciones estaban en la calle y en las plazas.

Cinco de ellos se reunieron entonces en la casa de Cristina (junto al Banco Nación), una tarde de mayo de 2002: Cristina, Alberto, Vivi, Daniel y Mercedes.

Para entonces el Banco Provincia estaba tomado por los desocupados, el Municipio también y había un corte de ruta en el cerro Chapelco. Así estaba la cosa en San Martín de los Andes cuando estas cinco personas decidieron poner en marcha una revista que marcara la diferencia con otros medios de comunicación de la ciudad.

Así nació La Grieta, así, con una cartulina amarilla con recuadros de dónde iban a estar las publicidades, Vivi salió a vender (rogar) y Daniel y Alberto a pedirle a Roberto y Camir que nos hagan la primera revista que se la pagábamos cuando cobráramos las publi que Vivi vendería. $550 fue el precio de 500 revistas tabloide de 12 páginas blanco y negro.

La primera revista se presentó en Chapelco Ski, costaba $1 y se agotó, amigos y de los otros se las llevaron de los kioskos. Ese mes hubo cinco cortes de rutas en la ciudad y eso reflejaba la tapa (una foto de Sergio Schorh discutiendo con la gente en la ruta cortada, cerca de la Vega Maipú)

Pero desde el primer número escribieron varias personas más que conformaron La Grieta: Horacio Arévalo, Marcelo Bardelli, Graciela Rendón, Cacho Carucci Rafael Urretabizkaya. En los meses sucesivos se sumaron Roberto Chiappino, Jorge Torre, Isabel Lombardi, Marisa Godoy, con los años se sumaron Cristina Venturini, Leo Laborda, Ricardo Druk, Gustavo Felici, Ana María de Mena, Marcelo Gobbo, Gabriela Balsa, Dora Arias etc…

En 2004 La grieta, con tapa color, organiza el primer encuentro de escritores invitando a los poetas Víctor Redondo y Graciela Cros, también realiza el primer concurso de cuentos para chicos “Cosa de Chicos” y larga al ruedo la editorial “Ediciones de La Grieta” editando su primer libro: “Carlito, el carnicero” (agotado y en vías de re-edición) del Rafa Urretabizkaya, que se presenta en La Pastera con un éxito demoledor.

Al libro del Rafa lo siguen “Aimé” del Rafa y Willie Arrúe, “Revuelto Gramajo” de Cacho Carucci, “Más Vale Nunca” de Daniel Tórtora y “Detrás de la Puerta” de Delia Boucau. Hoy La editorial ya cuenta con 32 libros editados.

Pero La Grieta sigue, edita el libro “Cosa de Chicos” larga su segundo concurso “Los pibes cuentan” para jóvenes de la secundaria y realiza dos encuentros más en donde participan las escritoras Nora Lía Sormani, Liliana Bodoc, Sandra Comino y Márgara Avervach.

También invita a escritores, periodistas, poetas que brindan charlas y presentaciones de libros, como Héctor Celano, Sebastián De Silvestro, Ricardo Horvath, Silvia Lich, Rubén Dri, Carlos Patiño y Osvaldo Bayer.

Hoy, a diez años de aquella época convulsionada, de los primeros integrantes de La Grieta sólo quedan Daniel Tórtora y Rafael Urretabizkaya y continúan Cristina Ventuirini, Marcelo Gobbo y Ana María de Mena, se han sumado Totó Sureda y Pablo Campolongo y en la diagramación Roberto Abregu.

7 Responses “10 años de La Grieta” →

  1. Ana María de Mena

    04/19/2012

    Un mes más… ya festejar los diez años!!!!

    Responder

  2. Mirta, Rafita, Felipe y Male.

    04/19/2012

    Gracias a todos por el trabajo y compromiso de estos años!!!!!!! ABRAZO, va estar bueno festejar!!!!!

    Responder

  3. Dora Mabel Arias

    05/14/2012

    Sí. va a estar bueno encontrarnos todos y recordar nuestras charlas, nuestrs dificultades. los éxitos, las luchas. La amistad, el compañerismo.

    Responder

  4. María Olga

    06/11/2012

    Siempre he seguido LA GRIETA. Todas las publicaciones. Sólo en tres oportunidades me comuniqué con Uds. para mostrarles mi trabajo y pedirles presupuesto para editar un libro.
    Quizás por falta de tiempo o porque no les llegaban los email, no nos pudimos contactar. De todas maneras quería Felicitarlos por el festejo e invitarlos a que lean el libro que publiqué (ya está en Patalibro y Ensamble). Tengo dos libros más que en poco tiempo terminaré. Si les interesa desearía poder hacerlo con Uds.
    María Olga Martínez. San Martín de los Ande.

    Responder
  5. María Olga: nunca nos llegó un email a tu nombre, tal vez porque nuestro email es Lagrietat@smandes.com.ar, con una T al final. Pero sí queremos ver lo que tenés para editar. Daniel ahora, que es el que se encarga de eso, está en Bs As y llega el lunes que viene, comunicate a ese email: lagrietat@smandes.com.ar o a lagrietacultural@gmail.com
    Gracias por el saludo y suerte
    Marisa

    Responder

  6. María Olga

    06/11/2012

    Bueno, perfecto. Mandaré los emails a la dirección que me enviaste. ¡Gracias!.

    Responder

  7. Marty McFly

    02/06/2014

    Che tortora falto Bardeli que passsho Danielito?

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: