¿Cómo editar?

Ut vitae quam id justo adipiscing dictum. Suspendisse eget tortor tortor, non tristique leo. Etiam non laoreet dui. Nunc sapien enim, pretium a rhoncus sit amet, lobortis a erat. Proin at blandit odio. Cras justo nisi, pretium vel bibendum eget, dapibus a nibh. Cras eget vehicula diam.

Nullam urna odio, tempus a bibendum eget, consectetur sed lacus. Donec imperdiet, nunc vitae accumsan pellentesque, nisi metus placerat lorem, vitae fringilla dui leo vitae nisi. Class aptent taciti sociosqu ad litora torquent per conubia nostra, per inceptos himenaeos. Duis metus lacus, viverra vitae adipiscing egestas, sollicitudin ut diam. Donec convallis posuere sapien quis tempus. Duis bibendum lacus ac quam fringilla porta. Suspendisse sed urna tortor. Etiam nisi mauris, iaculis ut vulputate dapibus, tincidunt eget sem.

Anuncios
2 Responses “¿Cómo editar?” →

  1. Lucía 321

    04/01/2012

    Difícil de comprender y de traducir, casi lindando lo segregacionista . Aunque un tanto erótico por momentos, según se lee entre líneas, será?
    saludos gente linda!!!

    Responder

    • Andrea

      04/14/2012

      Muy lejos, más allá de las montañas de palabras, alejados de los países de las vocales y las consonantes, viven los textos simulados. Viven aislados en casas de letras, en la costa de la semántica, un gran océano de lenguas. Un riachuelo llamado Pons fluye por su pueblo y los abastece con las normas necesarias. Hablamos de un país paraisomático en el que a uno le caen pedazos de frases asadas en la boca. Ni siquiera los todopoderosos signos de puntuación dominan a los textos simulados; una vida, se puede decir, poco ortográfica. Pero un buen día, una pequeña línea de texto simulado, llamada Lorem Ipsum, decidió aventurarse y salir al vasto mundo de la gramática. El gran Oxmox le desanconsejó hacerlo, ya que esas tierras estaban llenas de comas malvadas, signos de interrogación salvajes y puntos y coma traicioneros, pero el texto simulado no se dejó atemorizar. Empacó sus siete versales, enfundó su inicial en el cinturón y se puso en camino. Cuando ya había escalado las primeras colinas de las montañas cursivas, se dio media vuelta para dirigir su mirada por última vez, hacia su ciudad natal Letralandia, el encabezamiento del pueblo Alfabeto y el subtítulo de su

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: