Carlos Saloniti: “la jugada que hicimos iba en contra de cualquier razonamiento político”

Posted on 08/15/2013

23


 

La primera nota que le hiciéramos a Carlos Saloniti fue al poco tiempo de que el Movimiento Popular Neuquino tuviera una de las más resonantes derrotas y la más dura para el partido en la localidad. Carlos Saloniti y Lucila Crexel fueron los abanderados de esa derrota y fueron castigados por propios y extraños, más allá de que el pueblo castigaba a un gobierno local que no iba para ningún lado, que no se ponía al frente de los reclamos por el hospital, por la educación, por nada (salvo los badenes de la Kooesler). Pero San Martín de los Andes castigaba con su voto, aunque antes con marchas y expresiones callejeras, a todo el partido. Para entonces Saloniti ya estaba fuera del gobierno que encabezaba Cristina Frugoni y que duró apenas un año. Triunfante en la interna bajo la tutela del nombre de Luz María Sapag, un sector del MPN auspiciaba la posibilidad de erguirse como los señalados por el dedo de, quizás, la más importante política de la localidad, sin embargo el pueblo buscaba nuevos horizontes en un Acuerdo Político progresista que alimentaba la unidad de sectores afines que venían creciendo desde hacía años.

Pero como dijimos, aquella primera nota a Carlos Saloniti fue en plena debacle. Y Saloniti, ya concejal de un partido que no está acostumbrado a mirarla de afuera, sin mayoría en el Concejo, golpeado y culpado por la derrota, respondió con un tono que poco tenía que ver con ese momento político. El flamante concejal se mostraba humilde, moderado, haciéndose cargo de la derrota, sin culpar, sin encender el ventilador, comprendiendo (algo difícil en la política actual) que había que apostarle al tiempo y que era la hora de dar una mirada reflexiva hacia un partido que perdía todas las localidades importantes de la provincia en manos de otras fuerzas.

Durante estos dos años, siempre se estancó en esa postura cuasi mártir con palabras poco escuchadas en una fuerza política acostumbrada a arrasar y gobernar, frases como  “hacerse cargo”, “construcción”, “no se puede más gobernar sin consenso”, etc., etc. que lo colocó en el lugar de bicho raro del MPN, con muy bajo perfil y poca exposición.

Si todo esto fue el camino a un objetivo, Carlos Saloniti lo logró. El triunfo de su línea en San Martín de los Andes, más allá, sin duda, de Pereyra y Lucila Crexel, tiene la impronta y las características del Presidente de la seccional Lacar que supo conducir, con gestos de estampita religiosa y con pequeñas dosis de firmeza, a su gente, que por lo visto no era tan poca ni tan tonta ni tan de afuera de la ciudad como sus contrincantes internos que quedaban azorados el 11 de agosto a medida que pelaban los sobres los presidentes de mesa, quisieron mostrar.

Los gestos son más elocuentes que las palabras, las caras de Ana Pechén y de Jorge Sapag el domingo por la noche, como el de los vernáculos emepenistas que cualquier calorcito les viene bien y se hicieron sapagistas a ultranza y a último momento, demostraba que el objetivo del jovencito flojo, abogadito que venía de afuera, que sin Luz Sapag estaba perdido y todas las cosas que se escuchaban por ahí, se les fueron al tacho en un día.

A ese Carlos Saloniti, ganador, poseedor de la verdad de un mero instante, fue al que quisimos entrevistar, pero nos encontramos con el mismo discurso y la misma postura del Saloniti que entrevistamos tres veces a lo largo de dos años.

 

La Grieta: ¿Carlos, primero preguntarte cómo ven ustedes que, salvando los tres concejales y Sergio Vivanco, no había dirigentes de peso político de la localidad en este sector, enfrentando a casi todos los dirigentes, los que estaban del otro lado y los que saltaron a último momento?            

Carlos Saloniti: Bueno, yo creo que la gente quiere algo distinto en el MPN. El reconocimiento al trabajo nuestro. Yo creo que todo tiene su tiempo. Nosotros nunca dejamos de decir la verdad, nos hicimos cargo. La gente valora que uno no tenga el cassette puesto. Por ejemplo, la jugada que hicimos iba en contra de cualquier razonamiento político, de cualquier ajedrecista político, pero yo creo que uno se empieza a pulir como político con este tipo de cosas. Nosotros veníamos trabajando bien y de pronto la gente nos ve que rompemos…

 

La Grieta: Carlos, discúlpame, ya te hice esta pregunta, pero te la repito en esta circunstancia tan diferente de aquella: ¿Cómo te ves convocando para gobernar en el 2015, porque supongo que después de este triunfo ya no se puede decir que me gustaría, blablá…, sino que ya están pensando en eso, cómo convocás sabiendo que la gente votó contra lo viejo?

Carlos Saloniti: Yo imagino un escenario donde uno se debe mover. Hay mucha gente que no es del MPN y que le interesa pertenecer a un proyecto de ciudad. Hay que hacer la lectura que el MPN perdió en casi todos los municipios de la provincia en el 2011, eso hay que leerlo, y a mí me da la sensación que lo que quiere el ciudadano de San Martín de los Andes es que hagamos las cosas bien, que se termine el MPN contra tal o cual.

 

La Grieta: ¿qué cambiarías de San Martín de los Andes?

Carlos Saloniti: Yo creo que a San Martín de los Andes les faltan obras menores en lo inmediato, más allá de lo macro, les faltan cordones cunetas, luces, la costanera del lago hay que embellecerla, lo macro es parte de un proyecto que lo tenemos, pero si no logramos tapar los posos de la entrada, qué valor tienen un montón de cosas a largo plazo, por eso me llama la atención que este gobierno con línea directa con el gobierno nacional no pueda hacer tantas pequeñas cosas.

Otra cosa en donde sí invertiría recursos es en la zona de la Vega San Martín, ese es el futuro de nuestra ciudad. Sin duda no en desmedro de barrios postergados, trabajando el día a día. Y por último el Parque industrial.

 

Anuncios
Posted in: Uncategorized