Ricardo Barreiro: “De mendigo a millonario” en “Periodismo para tontos”

Posted on 05/13/2013

6


Periodismo para tontos”

la nataEste programa que dirige el periodista Jorge Lanata, pasó en pocas semanas a ser, sino el más, uno de los programas más vistos por los argentinos, mal que les pese a los kirchneristas. Domingo a domingo, con un maketing insospechado, PPT llega a la televisión con una expectativa inimaginable para un programa periodístico de domingo a la noche que no habla de fútbol. Sin duda Lanata es un Showman que envidiaría el mismísimo Jonny Allons. Con un despliegue fenomenal de recursos económicos, el periodista cautiva a una platea antikirchnerista que los lleva de las narices desde la risa a la bronca y del llanto a la risa nuevamente. Con noticias reales y ficticias, mayormente exageradas y hasta algunas tiradas de los pelos, con informaciones que faltan y gran cantidad de pirotecnia, Jorge Lanata le produce grandes dolores de huevos al gobierno nacional y popular. Al tal punto que llega a marcarle la agenda a la AFIP, a los diputados opositores, en las redes sociales y a todos los medios durante la semana siguiente.

Ayer me digné a ir a ver el programa por primera vez porque me comí el cuento de la bóveda y quise saber de qué se trataba. Sin duda, el gordo (no tan cariñosamente), pega de entrada y utiliza el remanido aunque eficaz recurso de “yo le pego al más grande” que le funcionó siempre. De movida aprovechó el “soldados y soldadas” dicho por Cristina para levantar a la tribuna, también hizo hablar a un pajarito para reírse de los chavistas y tiró algunos datos que nadie desconoce. Con algunos sketchs veloces al estilo de la clínica de “Poné a Franchela” me arrancó un gesto de siete de espadas que se me abnegó rápido de lágrimas por este pueblo que padece tantos males y desgracias, hasta que vino la andanada de denuncias con filmaciones y todo, que, -si sos kirchnerista-, y no te da un poco de asco, tenés un problema.  

En uno de los informes de este domingo se mostraron a todos los allegados al mundo K que incrementaron considerablemente su patrimonio durante los últimos años. “Vas a poder conocer las propiedades, empresas  y avances económicos de estas personas.”

Desde el jardín

La lista comla familia unitaenzó con Julio De Vido, Ricardo Jaime, Ricardo Barreiro, Ricardo Echegaray, Juan Manzur, Rudy Ulloa, Daniel Muñoz, Fabián Gutierrez, Raul Copetti, José María Olazagasti, José Francisco López, Néstor Periotti, Francisco Larcher y Héctor Icazuriaga fueron los protagonistas de esta investigación de PPT. 

Sin duda hay algunos que uno puede, si bien no defender ni excusar, ponerlos en un marco de sospecha o de investigación. Sabemos que hoy existe un caldo de cultivo en ciertos sectores medios que levan ante cualquier denuncia que gira en las redes sociales, los programas de chismes, etc., imaginarse entonces si lo dice San Lanata. Funcionarios históricos con cargos importantes que pueden, -en esta Argentina de control cero para los grandes evasores y ni hablar si son parte del poder político- haber amasado una fortuna. Sin embargo, la investigación, que no es una cosa de ¡Uhhh, qué investigación!, pero que sí conlleva una gran puesta en escena, toma a varios personajes que se llenaron de guita en muy pocos años. Personajes que estaban en un eslabón superior al del mendigo de la película: choferes, jardineros, etc., que lograron en cuestión de años amasar fortunas inmensas y poder ilimitado en el mundillo gubernamental. Uno de estos es el tal jardinero, don Ricardo Barreiro.

“Ricardito, el jardinero” no es un libro para chicos, sino un sinvergüenza marca cañón que atravesó nuestra Patria realizando desfalcos a diestra y siniestra.  

Arrancó por el Chaco, donde fue delegado contable en el Parque Nacional de Chaco y de donde tuvo que irse por inconvenientes que tuvo en la delegación contable. De ahí fue trasladado al Parque Nacional Los Glaciares. Aquí también tuvo inconvenientes y fue exonerado del Parque Nacional con un sumario. También fue miembro de la cooperativa de Parques que terminó fundiéndola por lo que los compañeros de trabajo le quemaron el coche en la puerta de la casa –textualmente, (casualmente era una cupé fuego).

Tuvo un cargo docente en Calafate hasta que le comenzó a cuidar la casa y hacerle de jardinero a Néstor Kirchner, pero antes de todo lo que sabemos fue candidato a intendente por el Frente para la Victoria en la localidad de Calafate, su campaña se basó en decir que no tenía dinero para la misma, no obstante el souvenir de campaña era una lapicera “Parker” en una caja metálica con su nombre. Algunas aún dan vuelta por ahí.

The Gardiner Ricardo Barreiro hoy es dueño de un hotel de cuatro estrellas en Tucumán. Es, también, administrador del hotel Los Sauces, de la familia Kirchner, en Santa Cruz. Inauguró el año pasado un restaurante en El Calafate, y ayudó a construir el Hotel Mora en la localidad de Los Antiguos. También fundó una compañía de transporte y una de limpieza. Su hijo, es el Secretario privado de Cristina y le administra todas las redes sociales. No hay nada más lindo que la familia unita.

La Bóveda y el bobo

Pero volvamos al programa de Lanata. El periodista hizo la gran maqueta de la bóveda, se metió adentro, hizo hablar al arquitecto, pero la verdad que nada, un fiasco, una huevada, el gordo Lanata haciendo cuentas hipotéticas de cuánto dinero entraría en esa bóveda, cuentas que no tienen asidero en la realidad ni en la justicia.

Esa monería me trajo un recuerdo propio, salvando todas las distancias. Me hizo acordar a la denuncia del comisario de San Martín de los Andes, cuando ocurrió el despelote de COTRASMAL en el hotel del Instituto, diciendo que un tal Daniel Tórtora (que le decían Crosty) andaba con las llaves del coche en la mano, como si le fuera a pegar a alguien. Toda una denuncia, me hubiese gustado filmar al juez cuando me miraba, leía la denuncia y se mataba de risa. Así se quedó mucha gente ayer, desilusionada por haberse comido 14 minutos de publicidad para semejante boludez, menos para los cultivadores de odio porque sí.

Tenemos mucho para denunciar y mucho para cambiar y muchos/as para llevar presos/as, no es el Kirchnerismo nada nuevo en función del enriquecimiento ilícito desde el poder, pero ese final berreta para mí fue el botón de muestra que sirvió para desconfiarle aún más a un Jorge Lanata que basa sus denuncias en el alimento de ese odio que no se respeta ni a sí mismo porque pertenece a una clase que ve todo en blanco y negro.

Daniel Tórtora   

Anuncios
Posted in: Uncategorized