Elecciones en Cordones del Chapelco. 52 a 50 ganó la lista oficialista

Posted on 04/29/2013

2


Con muy poco Walter Morea se encargó de marcarle la cancha al oficialismo. Un triunfo pírrico se cargó la lista verde que a simple vista se advierte que tuvo el apoyo y la simpatía del gobierno municipal. Hay que contar toda la historia y ser capaz de tener opinión, pues de lo contrario pareciera que la democracia triunfa nada más cuando se vota.

Hace menos de un año hubo elecciones, en las mismas se intentó dejar por afuera a Walter Morea, un dirigente reconocido en el barrio que no siempre cae bien. Sin embargo, encabezada por él y con apoyo de organizaciones ligadas al gobierno municipal se alzó con un contundente triunfo. Triunfo que comenzó a molestar cuando Morea mostró sus dientes ante las problemáticas del barrio. De ahí en más todo fue para peor y el enfrentamiento tomó ribetes innecesarios. Sus frontales cruces con Marcela Valenzuela (Delegada del barrio y referente de La Cámpora), puso al sector cercano al Secretario de Gobierno en pie de guerra con Walter Morea. Fue así como el dirigente barrial puso en marcha una estrategia mediática que lo puso a la misma altura de discutir casi de igual a igual con el gobierno.

Anclado en Cordones del Chapleco                                   

Y la historia siguió. Cordones del Chapleco era noticia semanal, entonces se decidió (claro, esto se va a negar) aislar a Walter Morea y dejarlo solo. A tal punto es así que siendo Morea Presidente del barrio, se entregaron allí seis viviendas y cada una fue entregada por algún dirigente político. El honor llegó hasta Winkelmann y Cristina Frugoni, pero a Walter ni lo nombraron, casi no lo saludaron, y de a poco le empezaron a vaciar la Junta Vecinal (aunque su desmedida exposición también asustó a varios integrantes). Fue así cómo a fuerza de obras y deserciones como Walter quedó apenas acompañado por un puñado menor de vecinos y debió dejar la Junta Vecinal por vació legal.

hay que armar una lista” fueron las palabras de un concejal a una vecina del barrio: y así fue, se armó una lista y Walter se fue a construir por afuera. Al llegar el momento de la presentación. Walter Morea presentó otra lista y se encargó de diseminar por los medios que no iban a hacer promoción.

Así se llegó al 27 de abril, por un lado la lista que incluía a referentes cercanos al oficialismo (aunque no era una generalidad), y del otro lado Walter Morea (sin buscar faltarle el respeto a los otros integrantes).

La estrategia  

Si uno siguió de cerca todos los hechos ocurridos en Cordones de Chapelco de un año a esta parte, podría creer que Morea buscó marcar la cancha y mostrar que ahí estaba él, frente al poder, con sólo algunos vecinos/as, diciéndoles “estoy buscando las rendijas, no las llaves”, sin embargo Walter midió cada paso desde entonces. Fue a trabajar donde nadie lo hacía, desde allí siguió mostrando las falencias de la delegación municipal, la falta de contención, la obstinación de los que responden al Secretario de Gobierno y le volvió a dar un golpe en esta elección, ya que más que una derrota fue un empate técnico en el cual pone a la lista ganadora con la responsabilidad frente a los vecinos, pero con la decisión de una Junta Vecinal con seis integrantes de cada lista, lo que hará que todo esté condicionado a un consenso.

Para los que creen que en las juntas vecinales no se hace política, esta elección muestra que no sólo se hace sino que también hay estrategias y hay, más allá de la intención de trabajar por el barrio, diferentes miradas.

Esta Junta Vecinal será consensuada entre dos sectores que no piensan lo mismo o no ven todo del mismo modo, a pesar de que el Sub secretario de Juntas Vecinales ningunee en los medios a Walter Morea, el verdadero protagonista de esta elección y el dirigente a derrotar en esa mini patriada oficial.

       

 

Anuncios
Posted in: Uncategorized