Las tomas: verdades, mentiras, mitología, fascismos varios y efectos colaterales

Posted on 04/10/2013

11


SANYO DIGITAL CAMERALas tomas ya pisan los 20 días desde el comienzo con algunas familias. Hoy ya son cerca de cien familias las que se extienden a lo largo de casi trescientos metros al borde de la ruta. Para comprobar los efectos que ha provocado esta toma (digo esta porque en San Martín hay varias más qua pasan desapercibidas) hablamos con políticos, miembros de los vecinos autoconvocados y de la toma del “Che”, (los de la otra toma no quisieron hablar y sólo nos permitieron sacar fotos.

En primer término pudimos hablar con varios de los vecinos autoconvocados que fueron al Concejo Deliberante. Muchas frases quedaron repiqueteando como pelotita de goma que se van aplacando con cada golpecito en el piso. Un vecino nos decía: “Una concejal nos dijo que éramos unos burgueses asustados”, -haciendo alusión seguramente a la famosa frase de Dalmiro Sáenz que reza “que no hay peor fascista que un burgués asustado”-, sin embargo, los vecinos trataron de desmitificar esa condición de molestia con los pobres, diciendo que no se puede vivir en la ilegalidad y además se están talando árboles y quemando gomas, por eso venimos al Concejo Deliberante, para que este cuerpo acompañe al Intendente y a nosotros a Zapala para hablar con el Juez de la causa y activar el desalojo”.

SANYO DIGITAL CAMERA

El fascismo no es un invento argentino, pero sabemos que tiene sus capítulos por estas tierras y que no es propiedad de una clase, sino que además, crece en un caldo de cultivo apropiado. El desprecio y el miedo al “otro” produjo en la historia los hechos más aberrantes de fascismo, hubiese sido imposible que un pueblo como el alemán se hubiese enrolado en él casi en su totalidad sin una acción muy fuerte de injusticia no lo desencadenase. El fascismo es muy fácil de propagar y la única vacuna es la igualdad de oportunidades, el bienestar general y por sobre todas las cosas la justicia. Sin duda tres factores que hacen mucha falta en estas tierras de riquezas.

Por qué semejante perorata, porque la verdad es que nadie duda en algunos comentarios rasgos fascistas y discriminatorios, de irracional desigualdad, por eso nos tomamos el trabajo de hablar con más vecinos que opinaban así: “yo no tengo problemas de vivir junto a un barrio humilde, pero esto es otra cosa, acá hay gente que conocemos bien, vos me entendés, ¿no?, además le pregunto a cualquiera que opina por ahí, porque nos cobran impuestos altísimos y nos venden estas tierras a un precio altísimo si después se permite hacer esto, andá a vender mañana estas cabañas con una toma al lado, no me digas que es fácil, que tienen el mismo precio…”

Pero así también hubo algún vecino de “Las Moras” que tuvo una mirada más amplia, contribuyendo a la idea del Estado como responsable, “no hay políticas de largo plazo, nadie las tiene, ni este gobierno, ni el anterior, ni el que va a venir, tierras no faltan, lo que falta es planificación y ganas de trabajar por la gente”

Después hablamos con dos políticos de la localidad, uno me comentaba que lo habían llamado de la toma “Mapu Newen” y que le habían dicho que ellos eran peronistas, que no tenían nada que ver con los de la toma del Che, que era un grupito, etc. etc.” también mostrando una clara división entre unos y otros a través de la ideología. El otro, un concejal mandato cumplido, en off (en súper off), me indicó que cuando ellos tuvieron una toma, lo solucionaron, más allá de todo el verso de este ejecutivo que no puede ni tapar un pozo, ahora que se arreglen ellos.

Dos miradas políticas extremas, digo yo, en primer lugar un político que recibe el mensaje de que unos son peronistas y los otros no, este cronista cree que hay que educar y que hay que hablar con la gente para que esté unida, de lo contrario siempre van a estar en el mismo lugar, ya que no hay salida individual, el otro, ni hablar, un mezquindad abrumadora. Se puede estar en contra de este gobierno, es legítimo no acordar proyectos, ni posturas, ni formas, ni partido, ni nada, pero ante ciertos hechos graves hay que estar dispuestos a tributar deseos de solucionar, porque detrás de la toma hay personas con un drama terrible que es la falta de vivienda, hay chicos debajo del agua, con frío y con una colección de ratas que salen de los sectores bajos cuando llueve (todo esto sin dejar de lado que siempre existe el que saca provecho de la ocasión). Eso también es fascismo.

Por último fuimos a las tomas, intentamos hablar con la gente de la toma Mapu Newen pero se negaron, nos dejaron sacar fotos, después fuimos a la toma del Che, junto a la canchita de la liga. Ahí charlamos con varios de ellos.

Uno de ellos nos decía que ayer la pasaron mal, con temor a un desalojo inminente, bajo la lluvia, todos mojados. Lo peor es que al otro día tenemos que ir a trabajar y tememos que dejar las cosas aquí, si trabajo yo no puede trabajar mi compañera. Otro comentó que es albañil, que ya no podía pagar más el alquiler y se trasladó con su familia a la toma para conseguir un terreno. Otra característica es que las tomas están embanderadas de argentina, esto no es casual, ya que, nos comentaba una mujer que de la otra toma dicen que ellos son todos argentinos y que esta otra es de extranjeros, “yo soy argentina, acá somos todos argentinos menos uno que es paraguayo pero que vive en San Martín hace ocho años, ¿por eso no se merece una vivienda?”. Mostrando otra faceta del fascismo bajado desde el poder y apoderado por el sector más necesitado.

La charla con la gente de la toma fue muy amena. Niegan haber quemado algún árbol como Raulí o Maitén, solo retamas y sauces chicos que impedían la construcción de una vivienda. Tampoco quemaron gomas, “nosotros queremos que la gente no nos tome bronca, eso es un método que a la gente no le gusta, por estar en desacuerdo con lo de las cubiertas tuvimos problemas, y aseguran que no se van a marchar, que van a defender con todo lo que puedan esos terrenos, no quieren irse a 15 km del centro a vivir, e insisten, “queremos pagar un terreno, pero no al precio que valen hoy, eso es imposible para nuestros bolsillos.”   

   

Anuncios
Posted in: Uncategorized