Ayer, los vecinos autoconvocados y el ejecutivo intentaban llegar a un acuerdo.

Posted on 04/09/2013

10


Con una paciencia estoica e ilimitada, el Intendente Juan Carlos Fernández escuchó y habló con los vecinos autoconvocados que comenzaron con un tono muy fuerte hasta transformarse en discusión general y acabando con el triunfo de la razón por sobre los más exaltados. Esto sirvió para lograr algunos puntos de acuerdo.

Acompañado por parte de su gabinete y los concejales del Acuerdo Político, el intendente mostró toda su firme entereza y, hablando en criollo, jamás le sacó el culo a la jeringa y conversó hasta equilibrar a una convocatoria que, como al empleado de la ventanilla, todo se le reclamó al municipio.

La oposición brilló por su ausencia, apenas se vio a Julio Obeid como una estrella fugaz recorrer el pasillo de la municipalidad. Por lo bajo se escucharon frases dignas del cuadro de honor de don Adolfo, como así también vecinos que sólo quieren un San Martín más justo y sin clientelismo, la oferta de reclamos fue variada con respecto a la toma pero como primó la racionalidad.

El intendente, como ya dijimos, fue en algunos tramos muy inteligente en dejar salir la bronca y esperar que los vecinos también sean parte de la solución, para avanzar hacia el acuerdo final. Como siempre fue Martín Rodríguez el que se cargó la discusión habitacional para que la bronca conjugada ante un problema coyuntural, pero con solución estructural únicamente, comenzara a ser propuesta, y Emilia Otharán fue la encargada de cerrar el círculo que le dejó servido Pablo Chatruc.

No fue fácil hasta ahora navegar la tormenta de las tomas para el ejecutivo que tuvo una tardía reacción, pero sin duda el gobierno, con muy poco para ofrecer y en medio de una falta real de vivienda, un desgaste que empieza a sentirse, un enfrentamiento con los medios producto de juegos políticos y malos entendidos y una oposición dispuesta a no dar tregua, surfeó la ola pateándole al Concejo Deliberante parte de la responsabilidad.

La reunión terminó pasada las 22hs. y quedó claro que el municipio no promueve ni aprueba las tomas, ni tampoco tiene la capacidad de dar solución a esa gente, además que la jurisdicción del ejército sobre la mismas tierras le quita posibilidad de actuar legalmente, entonces quedó conformada la idea de que vecinos y representantes del Ejecutivo local fuesen a Zapala para tratar el tema con el Dr. Garcilazo. Por lo pronto, los concejales del Acuerdo y el ejecutivo proponían una sección extraordinaria del Concejo Deliberante para el miércoles.       

                                                                                       

 

Anuncios
Posted in: Uncategorized