Raúl Godoy: “. Hemos recuperado la idea de lo que somos capaces de hacer los laburantes”

Posted on 03/07/2013

3


En el 2011, el FIT (Frente de Izquierda de los Trabajadores) consiguió una banca en la legislatura neuquina. La decisión de las fuerzas que lo integran fue que los primeros cuatro integrantes de la lista ocuparían la banca un año por vez. Alejandro López fue el primer legislador del FIT y ahora ocupa la banca legislativa Raúl Godoy. Durante el acampe de la Asociación Cristian González frente a las cabañas Andina, donde fuera asesinado Cristian, el diputado provincial estuvo presente y participó de la asamblea y allí le hicimos esta nota.

Godoy es un símbolo de la lucha del ex Zanon (FASINPAT). Su gorra con visera hacia atrás caracteriza al hombre más representativo de la izquierda neuquina, una izquierda que ha dado en la provincia la más extraordinaria experiencia de lucha de los últimos años con la fábrica recuperada para los trabajadores/as, cuando todo se ha moderado y los límites de la izquierda y el progresismo se han hecho difusos.

Sin embargo, hoy FASINPAT, dejó de ser el camino a seguir por las grandes organizaciones sociales que pisaron fuerte en el país desde 1996 al 2004, cuando parecía que un cambio radical se avecinaba en el país, hoy las organizaciones sociales han enflaquecido producto de una mejora en la economía real y de la cooptación de un gobierno nacional que ha sabido desarticular los gremios y organizaciones que sostuvieron la resistencia en los ’90, Pero sin duda FASINPAT es el monumento vivo, dinámico, que aglutina a la izquierda neuquina a su alrededor.

SANYO DIGITAL CAMERA

La Grieta: ¿Es cómodo trabajar en la legislatura de ese modo, un año cada uno?

Raúl Godoy: Mirá, es muy bueno, demostramos que se puede trabajar sin atornillarse a un sillón para ponerte a trabajar por los trabajadores/as, Alejandro López ya está trabajando en la fábrica nuevamente, él cobró lo mismo que cobraba en la fábrica, lo mismo que yo, poniendo todo lo otro en la lucha. Y se pudo hacer, y eso marca un camino, porque nosotros queremos ser trabajadores, por eso queremos volver a la fábrica.

La Grieta: ¿Qué consigue quien votó al FIT con esta banca, ya que siempre se habla de que la izquierda es testimonial?

Raúl Godoy: En primer lugar tener voz dentro de la legislatura, los trabajadores siempre llegan hasta detrás de las vallas, hasta la puerta, con la infantería del otro lado. Acá tuvieron la posibilidad los compañeros del Casino, las trabajadoras textiles que de ninguna manera hubiesen podido entrar a hacer escuchar su voz o los compañeros presos políticos. Jamás se hubiera escuchado en la legislatura el asesinato de Cristian Ibazetta que fue asesinado dentro de la cárcel, estamos hablando que los que siempre van presos son los sectores más humildes. Y ser voceros y llamar desde la misma legislatura a la auto-organización y no tanta confianza en las leyes que puedan salir. La banca es vocero y transmisor.

Por ejemplo el otro día visitamos a los presos que antes era imposible poder ingresar y ver las condiciones de los presos, ver las condiciones de detención, exigir la libertad. La chapa de diputado te permite eso, antes te mandaban a la policía o gendarmería, ahora se ven en la obligación de rendir un informe.

La Grieta: ¿Qué significa para vos y para tus compañeros/as FASINPAT?

Raúl Godoy: Significa la concreción de un ejemplo y recuperar la confianza en la propia fuerza. Mostrar que la militancia tiene un sentido profundo y un poder transformador. Hemos recuperado la idea de lo que somos capaces de hacer los laburantes, la idea de poner una unidad de producción al servicio de la comunidad, el trabajo no corporativo, pensando en la cantidad de trabajadores/as que no tienen representación, que no están organizados. Hoy FASINPAT es una trinchera, no es lo que quisiéramos, pero son 10 años donde demostramos que la militancia tiene sentido y abona la lucha contra el escepticismo, es atacar el corazón del capitalismo que es la propiedad privada, y se pudo hacer y sobrevivimos para contarlo.

La Grieta: Raúl, vos decís que durante el neoliberalismo esto no se podía hacer, pero las luchas eran muy fuertes, parecía que se venía un estado revolucionario, una unidad en la lucha, y ZANON era como la cabeza de esa gran avanzada, ¿cómo ves ese proceso hoy?  

Raúl Godoy: Es un proceso abierto, que ha tenido vaivenes, que ha tenido desvíos con la expectativas de acción directa, para los militantes que venimos de mucho antes veíamos en el 2001 un punto de inflexión muy importante porque millones de personas vieron para quiénes trabajaban las instituciones, (que se vayan todos), con justa razón. Después vino un momento de recomposición. El kirchnerismo fue la ilusión de que esta democracia burguesa pudiera servir y eso pasivizó y la gente fue abandonando la calle. Y también hubo una política desde el poder hacia las organizaciones, hizo una política de ilusión que permitió bajar la guardia y el que no se calló le daban palo o se coptó. Rompió a una de las organizaciones más maravillosas que era Madres de Plaza de Mayo, a las organizaciones las rompió al medio, hoy hay cinco centrales sindicales, loa organizaciones de derechos humanos están atomizadas, pero no fue en base de una derrota sino más bien de una ilusión que se está terminando. Zanon militó contra la corriente durante mucho tiempo, no fuimos los únicos, pero la fábrica ocupó un espacio de propiedad privada que no podíamos retroceder, somos hijos del 2001 y el hecho de que hoy es tomado como propio por mucha gente, eso significa que ese espíritu no está liquidado sino que tuvo un desvío de algunos años, pero en términos históricos unos años no es nada, hoy ya tenemos una experiencia basada en la democracia directa. Tenemos todo por ganar.

La Grieta: ¿Cómo ves la experiencia de la Asociación por el Libre Acceso a las Costa de Ríos y Lagos, Cristian González, fundamentalmente lo del “Camping”?

Raúl Godoy: Mirá, es más profundo que eso. Esto pasa en toda la cordillera y en todo el país, es una demanda importantísima de los sectores populares, en donde los lugareños no tienen acceso a los lugares turísticos, no sólo a los “beneficios” del turismo, sino al disfrute del lugar donde han nacido. Es una demanda muy sentida, fundamentalmente nos sensibiliza que la juventud no tenga un lugar en su propio territorio. Los organismos públicos tienen la responsabilidad de brindar a la juventud y al pueblo trabajador un lugar con baños, con comodidades, un lugar cultural y que no sea patrimonio de un puñado de fascistas, neonazis que nos vedan estos lugares.

Es una causa que queremos tomar porque de un caso terrible, Mirta y Ángel han convertido un momento terrible en una causa que hay que tomar.

Anuncios
Posted in: Uncategorized