La odisea de cargar Nafta

Posted on 02/17/2013

0


Ir a cargar nafta en estos días es un ejercicio de paciencia, de perseverancia y de obligatoriedad. El domingo a la mañana, las colas de las tres estacones de servicio eran un paisaje de larguísimas hileras de autos y camionetas que se extendían a lo largo de la ruta en el caso de La Vega y del ACA y   sobre la calle Villegas en la del centro.

Preguntando a los playeros nos dicen que el abastecimiento es normal, lo que sucede es que se ha multiplicado por tres la venta y no se da abasto con los surtidores y los empleados. Por otro lado, un abastecimiento normal en un verano anormal con lleno total es deficiente y habría que preverlo para el próximo verano. Se advertía en las largas colas que no había mala predisposición y que se comprendía el hecho de que el verano estaba siendo un gran éxito turístico.

El faltante de nafta tampoco es un monopolio de San Martín de los Andes sino una característica de todas las zonas turísticas del país.

 

 

Anuncios
Posted in: Uncategorized