NOS DEBÍAMOS LA MUESTRA DE GÜNTHER BLAAS

Posted on 02/05/2013

0


Sin altisonancias, con espíritu de reencuentro y solamente con las palabras discursivas necesarias -como corresponde- se inauguró la Muestra del multifacético Günther Blaas en la Sala Municipal de Exposiciones.

100_7727Artistas plásticos, amigos, vecinos y autoridades acompañaron en la apertura a Roger y Pipi, los hijos del notable austríaco que nuestro pueblo adoptó como su primer gran pintor, que tuvo trascendencia fuera y muy lejos de aquí.

Quienes solamente conocíamos sus trabajos a través de unas pocas fotografías y acerca de su vida, por lo poco que se escribió sobre él (y está al alcance en las bibliotecas) asistimos a una revelación: la de un creativo notable.

Impactantes los bastidores de los telares con tramas coloridas y bellas. Sugerentes los trabajos en madera, que permitió la extracción de formas muy complejas sin el auxilio de herramientas sofisticadas y con el concurso único de su habilidad manual. Con este material los huecos y los volúmenes intrincados son sugerentes. Con la piedra las esculturas son naturalistas y con el bronce la síntesis es protagonista.

La combinación de trazos es llamativa en la cruz de madera a la entrada de la Sala. Y también es llamativa la diversidad de estilos en la pintura, según las variadas etapas de este prolífico artista que mantuvo su inclinación por la vivacidad en los colores.

No están los instrumentos musicales que confeccionó Blaas, pero una pantalla que va mostrando fotografías y una importante cantidad de obras en distintos soportes, permite acercarse a su producción.

Es generoso el ofrecimiento de la familia que destinará el resultado de la venta de lo que se exhibe a instituciones de bien público de nuestra comunidad. También la posibilidad de visitar lo que fue su taller, previo aviso telefónico para acordar el horario, llamando al número 427-416.

Y quienes deseen visitar la Sala de Exposiciones pueden hacerlo hasta el 16 de febrero en los horarios habituales.

Hay que subrayar y agradecer el paciente trabajo de Lidaura Chapitel que se ocupó de acondicionar la obra, de Gabriel Chamorro que le dio una mano para armar la muestra y de la gente de la Subsecretaría de Cultura que -como parte de los festejos de los ciento quince años del pueblo- nos brindan este regalo.

Ana María de Mena

Anuncios
Posted in: Uncategorized