El conflicto fue duro. El intendente salió ileso y con buena imagen

Posted on 12/11/2012

37


Negar que el conflicto que empezó por un reclamo de un bono navideño y terminó en una puja de fuerza donde muchos sectores jugaron o intentaron poner de un lado o de otro sus intencionalidades, sería una farsa. El ejecutivo tuvo que lidiar con un paro no declarado, con una sociedad que está agotada de ver conflictos históricos, con un hostigamiento personal contra el intendente, con una sensación en la sociedad que se venía el caos, con un error de prensa que le costó el cargo a un hombre de confianza en medio del conflicto y al final con la renuncia de Martín Comesaña, Secretario de Obras Públicas.

Todo hace suponer que el ejecutivo recibió un golpe duro, sin embargo, la tormenta pasó y el intendente Juan Carlos Fernández salió ileso (y casi se podría decir que fortalecido).

Tal vez la estrategia de salir con dureza el primer día a la cabeza fue una equivocación, pero no se puede negar que con casi todo en contra soportó todas las embestidas sin modificar su postura y los $600 que ATE consiguió fueron magros como triunfo político, más allá del festejo hacia afuera. Sin duda la renuncia de Martín Comesaña no es una buena noticia, pero el trámite del conflicto, con todo lo que rodeó al mismo, sumado a los avatares de este año para el intendente, mostró a un ejecutivo con cuero duro para aguantar las embestidas que podrían llegar en el futuro (no solo de ATE) y eso hace muy confiable en sectores que apoyaron al gobierno tibiamente.

Si hay alguien que puede festejar la resolución de este conflicto – más allá de los ciudadanos- es el propio intendente que logró un triunfo político más importante de lo que se cree, ya que no será fácil volver a la carga con esta metodología nuevamente en el corto plazo. Pero muchos agoreros que aguardaban un tropezón fuerte se van masticando bronca y esperando una revancha. Otro actor político importante fue Guillermo Carnaghi, que se mostró pegado al Intendente en todo momento, casi como una misma persona, mostrando la nada endeble sociedad del ejecutivo.

Si entregaban los últimos $1000 reclamados por ATE hubiese sido un empate político, sin embargo, $100 más de lo que había ofrecido el gobierno dejó la sensación del triunfo político y de entereza del Acuerdo.

Por ahora, la tarea del ejecutivo será la de mostrar que no hay ni vencedores ni vencidos para poder llevar adelante un canal de diálogo en el futuro, pero hacia adentro, de un lado y de otro, se sabe que la metodología no quebró la gobernabilidad y que la gente acompañó, en mayor medida al intendente.

Anuncios
Posted in: Uncategorized