PENA INMENSA POR LA ESCUELA DEL SOL

Posted on 11/19/2012

0


Un incendio deja penas siempre. El de la Escuela del Sol multiplica la tristeza por cada uno de los integrantes de la comunidad educativa, sus familias y allegados.

A las pérdidas materiales -logros que se hicieron con mucho trabajo y poco a poco, como son las construcciones colectivas– se suman los irrepetibles trabajos escolares, las fotos de momentos inolvidables, el material didáctico, la biblioteca… y cada detalle convertido en escombros. Hoy por hoy abundan las elocuentes notas gráficas que así lo reflejan, algunas hermosas aun en la desgracia.

Al margen de quienes prefieren la educación pública, la Escuela del Sol es otra opción de las que ofrece San Martín de los Andes que -en la pluralidad que permite el sistema democrático- convivió armónicamente hasta la madrugada fatídica del 19 de noviembre, con el resto de las entidades educativas locales.

La imagen que acompaña este comentario fue tomada el martes pasado durante la representación de los estudiantes secundarios, en el gimnasio que se había levantado con el esfuerzo de todos. Esos estudiantes hoy estaban desolados junto a padres y personal del establecimiento.

¿Cuál fue la causa del incendio? ¿Hubo un cortocircuito? ¿Fue un petardo el origen del fuego? Cualquiera sea la respuesta, hay que actuar en breve mirando hacia adelante. Y, a partir de las cenizas, recordar que el cielo es más oscuro cuando está por amanecer.

Ojalá los que prometen ayuda hoy, la efectivicen los próximos tiempos. Y los involucrados en su estructura pongan manos a la obra y voluntad para empezar de nuevo, sin vueltas. Seguramente la comunidad sanmartinense también aportará lo suyo, como ocurre con frecuencia. Así debiera ser en un pueblo que se precia de solidario y ha demostrado serlo.

Para que -cuanto antes- sean posibles momentos felices, como el que muestra la foto.

 

Anuncios
Posted in: Uncategorized