El camping del EPET

Posted on 10/11/2012

1


La calle Rudecindo Roca, entre Elordi y Belgrano está cortada. Allí está el EPET. Allí está el acampe de los padres, madres, familiares y amigos de los chicos que quieren entrar a estudiar la secundaria técnica.

 

Hoy llegamos a la mañana y la gente ya se lo toma con gracia. Carpas, sillas, linternas, soles de noche, cientos de termos, rondas de charlas. A las nueve de la mañana todavía algunos dormían.

“Mañana entregan los números y ahí sabremos si nuestro hijo entra”  -dice un vecino con cara de preocupación. Y es lógico, está lejos en la cola.

Otra vecina dice: “nosotros por suerte somos cuatro hermanos y nos venimos turnando, recién se fue mi hermano, yo me quedo hasta el mediodía que viene mi cuñado”  

No hay cola sino un enjambre de vecinos/as sentados en grupos que ocupan la vereda y parte de la calle. Las carpas le ponen un toque fellinezco a la difícil tarea de poder inscribir a sus hijos en la escuela. La foto se repite todos los años, casi se ha transformado en un paisaje de octubre. La gente ha naturalizado este modo de conseguir un lugarcito en el EPET.

Diría Mercedes Sosa que cambia todo cambia, menos la inscripción al EPET.

 

 

 

 

 

Anuncios
Posted in: Uncategorized