Gastón Lator: una renuncia no tan imprevista

Posted on 07/24/2012

0


Una serie de pequeñas actitudes obligó al Sub secretario de Ingresos Públicos: Gastón Lator a poner a disposición su cargo y renunciar  definitivamente.

Caminar muchos años por la Municipalidad te permite conocer algunos recovecos de la misma, ver acumularse chismes que, al fin y al cabo, son la esencia de una irreversible verdad. Sin la necesidad de andar preguntando a diestra y siniestra, los pasillos hablan, las palabras a medias de algunos empleados, las sonrisas y los gestos, son secretos que se ventilan porque explotan es las vísceras del edificio. Gastón Lator cumplió, sin más, la etapa designada de los primeros meses de prueba. El “Problemas personales” que se indicó sin mucha explicación no es más ni menos que una acumulación de factores que eran preferibles cortar de un tajo, para no padecer otra tragicomedia municipal.

El hombre, al parecer, no era muy querido por sus dirigidos. Algunos malos tratos, cierto discurso portentoso ante empleados y vecinos por lo que ya había sido recriminado por la planta política y algunas cuitas pasadas de dudosa veracidad, lo pusieron en una incomodad situación obligándolo a tomar una decisión compartida y que no sorprendió hacia adentro.

El tema Lator, ya pasó. Nada, o al menos, muy poco para decir. No cambia nada la estructura municipal, no es una renuncia política, ni siquiera es un irremplazable. Casi me atrevo a decir, una piedrita en el zapato que hay que sacársela pronto antes que empiece a doler y a no dejarnos caminar.

 

Anuncios
Posted in: Uncategorized