Amanecer de un sábado agitado en el Barrio Cordones de Chapelco

Posted on 07/08/2012

11


El sábado a la madrugada no fue tranquilo en Cordones de Chapelco. Desde la una de la madrugada y hasta altas horas de la misma se denunciaron corridas, piedras y varios disparos. Móviles policiales recorriendo la zona. Muchos. Pibes apedreándolos. Algunos vecinos dicen que se les fue de la mano y ahora va a ser muy difícil cambiar las cosas.

Un vecino nos dice que quiere irse del barrio, otro (un dirigente barrial) aclara que son varios los vecinos/as que piensan lo mismo. Leemos en el Facebook de Walter Morea una nota que con textuales palabras dice: “no es una situación de inseguridad es una guerra campal, saben una cosa por presentar esto en la comisión del delito se me ha dicho traidor”.

Hay muchas miradas puestas allí. Pero la verdad es que no alcanza con lo que se hace. En verano padecieron los incendios intencionales casi a diario, ahora estos desmanes continuos. No es fácil la solución.

El barrio creció huérfano, casa y nada más para los vecinos, ninguna plaza, ningún centro comercial, ninguna cancha de fútbol, ningún gimnasio, ninguna escuela, nada, casa y un peladero. La necesidad tenía cara de hereje. Los pueblos, como los barrios no se fundan a la fuerza sino de a poco. Junto con la gente va llegando lo demás, pero cuando la idea de un barrio es dar una casa y nada más, como en este caso, a 20km de un pueblo que todo lo basa en el centro, terminan sucediendo estas cosas.

 

Hoy es difícil ver la solución, en primer lugar hay que visualizar el problema y recién actuar en consecuencia desde varios ejes. Un barrio no puede convertirse en siete años en un lugar difícil de habitar. Un barrio no puede fundarse sin una escuela antes (menos este barrio). Cuando la escuela esté funcionando, los chicos que tienen 15 años no van a conocer la escuela de su barrio. No somos ni ordenadores, ni arquitectos, ni planificadores, sí sabemos que sin escuela, sin club, sin plaza, un barrio es nada. Alrededor de eso se alimenta una sociedad. ¿Cómo se va a revertir es la pregunta? Cerramos los ojos y seguimos o le ponemos todas las fichas. Nadie dijo que era fácil gobernar bien esta ciudad. Me parece que para estos temas hay que para toda disputa de espacios y ponerse a trabajar en conjunto. Va para todos. Ojalá no maten al cartero…

Anuncios
Posted in: Uncategorized