Paulo Freire: Una Fragmento de “El grito manso”

Posted on 07/05/2012

1


¿Cómo logramos que los futuros profesores no se transformen en “pedagogos de la docilidad”?


Las personas que entran a estudiar ‘para ser Profe’, vienen formadas – en mayor o menor grado – por el sistema económico-social actual, un sistema competitivo y no cooperativo, un sistema real pero a la vez tan irreal.


Quitarles el paradigma de la sociedad que conocen y viven, PERDÓN, que creen conocer y que se acostumbraron a vivir, es difícil. Pero en lo difícil esta el reto, nos cuestionaríamos esta
question, si fuera fácil. ¡NO! Ya lo habríamos logrado.


Para
Freire, la “pedagogía de la docilidad, de la domesticación, de la esclavitud”, en gran parte se debe a que los individuos — personas –profesores– estudiantes, son-somos dóciles al sistema, en especial demasiado funcionales a él, en el sentido de aceptar, asumir y favorecer las políticas adecuadas al mantenimiento del mismo.


Para lograr cambiar esa mentalidad funcional, empecemos con enseñarles a “leer el mundo”, que aprendan a leer la realidad, que el estudiante de pedagogía empiece por saber lo que ve, vive y siente a diario, un pequeño gesto puede iniciar el cambio,
eso lo podemos lograr siempre que el estudiante quiera cambiar, y segundo potenciando su Curiosidad, parte esencial del Conocer.


Logremos que el estudiante:

  • se dé el tiempo de leer un afiche pegado en una pared;
  • que al ver las noticias pueda escuchar mas allá de lo que le muestran;
  • que recoja un panfleto y lo lea-medite-guarde o lea-critique-bote, pero en fin que lo lea;
  • que lea la vestimenta de un niño de los cerros de Valparaíso;

y cuando sea profesor, se emocione no porque un niño aprendio a leer, sino que entienda que ese niño ha entrado al mundo de la cultura, al mundo que le entregara posibilidades reales de entenderlo; es mucho lo que podemos leer para entender, no esta realidad, sino que la realidad esta así, por nuestra docilidad.


Neguemos el “
inmovilismo, la apatía y el silencio”, como estudiantes edifiquemos posiciones con críticas, ideas y utopías, especulemos un futuro distinto. Las utopías no murieron en las armas de los regímenes de los 70’, renacen con cada persona que tiene sueños. Logremos ese pequeño cambio en un comienzo, un gran cambio al final.

Así nuestros estudiantes no nos consideraran un “1/2 pollo, sino que un pollo entero”. (Frase usada por niños y jóvenes en poblaciones, hace referencia a que lo que uno haga debe hacerlo dando todo, entregándose por completo, no la mitad).

 

Anuncios
Posted in: Uncategorized