Ni acto destituyente, ni Golpe, ni reclamo: DISPUTA DE PODER

Posted on 06/26/2012

15


Mañana, desde temprano todos van a contarse las costillas, porque la verdad es que se viene una disputa de poder en donde todos van a querer medir su capacidad de movilización, su fuerza, su acompañamiento y los próximos alineamientos.

Hay un sector comprometido con el gobierno nacional que sostiene que es un intento destituyente de la derecha oligárquica. En realidad, esa posibilidad está, al menos por ahora, abolida en Argentina. El Gobierno está estable, no hay posibilidad de suponer que Moyano pueda conseguir aglutinar una oposición tan variada en intereses como de ideologías. Eso, sí, el camionero demostrará su poder de convocatoria y de fuerza para mostrarle al sector de la CGT que no lo apoya, que es el único capaz de tamaño acto, para más, enfrentado al Gobierno Nacional. La CTA quedó afuera de esta pulseada. El sector que comanda Michelli decidió no participar, en primer lugar para no quedar pegada a sectores reaccionarios, pero también porque se encuentra en un momento de debilidad y casi ahogada políticamente.

El sector de Binner también hará la gran estoy pero no estoy, ya que si bien su electorado es fundamentalmente anti kirchnerista, aborrece a Moyano casi en un nivel de igualdad. Esto permitirá escuchar a los referentes de las FAP moderadamente, en contra del mínimo no imponible que decretó la presidenta, con un discurso en donde reinará la denuncia por autismo y autoritarismo del kirchenrismo y entendiendo, fundamentalmente, que el desgaste le conviene pero no a cualquier precio. Se puede dar que haya sectores que muevan gente sin expresarse, otros que busquen el desgaste pero la referenciación de Moyano como quien encabeza la oposición en el PJ, etc.

Habrá algunos partidos de izquierda, agrupaciones y seguramente un sector de gremios alineados con el campo que permitirá que la clase media de Capital Federal se siente cómoda.

Por el otro lado, Cristina observará, pero dejará correr el agua. Más que a Moyano le teme a que se complique la situación en los próximos meses con diferentes reclamos, sabe que ha bajado su popularidad y que Scioli avanza sin prisa pero sin pausa. El enemigo ya cambió de nombre, ahora no es más Clarín sino Moyano y con ese movimiento binario enardece a un sector que cree que siempre estamos al borde de un Golpe de Estado. Comparar el proceso de Paraguay al de Argentina es inadmisible.

El país está fuerte constitucionalmente, lo mismo que Brasil y Uruguay.

Esperamos que mañana sólo sea eso, una medida de fuerza para medir fuerzas. Lo demás es pura cháchara.

 

Anuncios
Posted in: Uncategorized