Se cierra otro capítulo tormentoso: Julio Obeid renuncia al Frente para la Victoria, no al carguito.

Posted on 06/15/2012

19


Por dónde empezamos a analizar esta decisión que va más allá de la visita de los familiares de Aigo al Concejo Deliberante.

En primer lugar hay que comprender este nuevo modo de hacer política en Argentina, en donde cada partido tiene tantas ramificaciones como personajes políticos u organizaciones existen y en donde cada “Acuerdo Político” tiene una ingeniería de partidos, organizaciones, internas, e ideologías para tirar para arriba, pero que a la hora de gobernar todo comienza a ser un entramado laberíntico que no se sabe por dónde entrar o salir.

Para no perder la memoria, hace poco más de dos años Guillermo Carnaghi, Julio Obeid, Juan Carlos Fernández, Alberto Bruno, Guillermo Olarán, eran el kirchnerismo en San Martín de los Andes. A esto se le sumaba un incipiente Movimiento Evita en donde el Toto Manson era el referente más importante. Una año después se alejaba Alberto Bruno, pero el UNE y el Frente Grande se sumaban a la coalición, un año después se iba Guillermo Olarán y entraba Libres del sur y el Movimiento Evita pasaba a tener gran parte de las decisiones políticas que este gobierno ejecuta. Ayer, después de grandes, (muy grandes) diferencias con el Ejecutivo, se va Julio Obeid.

Una lectura posible: El Acuerdo Político es un Acuerdo Progresista en donde los sectores populares y de lo que se reconoce como “izquierda social” avanzan.

Otra lectura posible: en el Acuerdo Político empieza a moverse la estantería y a caerse algunos sectores de dicho Acuerdo.

Pero sin ninguna duda esto es parte de la interna del PJ que se avecina. Para quienes quieran juzgar que el tema de los familiares de Aigo haya sido importante en la decisión de Obeid, es, por lo menos, una ingenuidad.

Julio le llevaba más problemas que soluciones a un Acuerdo Político que no tuvo un buen año. Además está relegado a no dirigir y ni siquiera ser parte de la dirección de este Gobierno, o sea que siendo primer Concejal del PJ y Presidente del Concejo Deliberante no tenía incidencia en el Gobierno, en donde su disputa permanente y más visible fue con el concejal de su mismo partido y ni siquiera con el intendente.

Después de esta decisión que vendría madurando en la cabeza de Julio y que el caso de la familia Aigo en el Concejo fue el detonante, detonante tampoco ingenuo, todo empieza a releerse.

Ahora es abiertamente opositor en la interna y habrá que ver cómo juega dentro del Concejo Deliberante. La interna sí tendrá, además de todos los ingredientes peronistas,  un halo ideológico. Corrido Julio Obeid de este sector, el PJ que gobierna intentará traccionar al progresismo y a varias organizaciones a aportar su voto en la interna, la que consideran la madre de todas las batallas, ya que de perder esa instancia quedarían muy debilitados para los últimos dos años de gobierno.

Seguramente Julio no se quedará solo, más, seguramente ahora, liberado del Acuerdo Político, estará menos solo. La cosa es saber quién será el aglutinador al otro lado del río donde hay muchos sargentos pero ni un general, donde las ambiciones personales, a veces, los llevan a trastabillar, donde ningún sargento quiere resignar su kiosko.

Falta menos de un año, pero los intereses ya están en juego. Julio, ni lento ni perezoso, se quedará con su cargo y un unibloque, algo que la democracia no ha sabido subsanar, ya que la gente vota partidos y programas y no personas, o al menos así debería ser. Quienes dicen que el pueblo los votó a ellos en particular, mienten, o al menos son demagogos. Ellos fueron parte de un proyecto y si ese proyecto después no terminó siendo su proyecto deben dejarlo, la otra es la personal, la que juegan todos porque nadie quiere dejar el carguito que agarraron. Nadie no, para ser justos, pocos lo han hecho.

Anuncios
Posted in: Uncategorized